Realizar proyectos de reformas en Vilassar de Mar en verano no tiene que suponer un problema ni contratiempo. De hecho, llevar una reforma a cabo en verano cuenta con importantes ventajas que harán que el proyecto sea mucho más llevadero.

- Tienes más tiempo libre. Cuando toca enfrentarse a proyectos de reformas en Vilassar de Mar, la mayor preocupación es no poder dedicarle todo el tiempo que te gustaría ni realizar el seguimiento pertinente. Pues bien, en verano esto ya no será un problema ya que las jornadas, por regla general, suelen ser de mañana y tendrás también algunos días de vacaciones que podrás emplear en realizar un seguimiento de tu reforma.

- Anochece más tarde. Al contar con más horas de luz natural, los trabajos más minuciosos como pueden ser los de electricidad o fontanería se verán beneficiados en tiempo y calidad.

- Mejor ventilación. En verano tenemos las ventanas y puertas todo el día abiertas, lo que ayudará al secado de las zonas en las que se haya pintado y a mejorar las condiciones de salubridad por la expulsión más rápida de los olores de productos como pintura, siliconas o pegamentos.

- Menos humedad. La humedad es casi la mayor enemiga de los proyectos de reformas y en verano suele desaparecer. La incipiente ausencia de lluvias en época estival facilita el trabajo que implica conexión con el exterior: cambio de ventanas, saneamientos o renovación de pavimentos entre otros.

- Sistemas de calefacción. En verano es la mejor época para cambiarlos o instalarlos, ya que, al no hacer frío, no son necesarios y disponemos de una media de entre 2 y 3 meses para instalarlos o repararlos con total tranquilidad sin tener que cortar el suministro cuando llegan las épocas de frío.

En Ruiz Carrión Espais te ayudamos y asesoramos en tu proyecto de reformas este verano. Ponte en contacto con nosotros y lo haremos realidad.